Cruce de vías, por: marionzettatsj.gov.ve, Mayo 2009

En un caso de intimación de honorarios de un abogado, la Sala Civil repasa los supuestos de inmotivación e incongruencia de las sentencias.

"...La Sala para decidir observa:
De la delación antes transcrita se desprende que los formalizantes, imputan a la recurrida la infracción del ordinal 4° del artículo 243 del Código de Procedimiento Civil, por haber incurrido en el vicio de inmotivación, en su modalidad de contradicción entre los motivos y el dispositivo, ello en razón de que el juez superior, a pesar de haber determinado en la parte motiva de su decisión que existían ciertas actuaciones a las cuales el abogado intimante no tenía derecho al cobro, en la dispositiva del fallo ordenó que se practicara la retasa tomando como referencia la cantidad total demandada.

Ahora bien, ha dicho esta Sala en innumerables oportunidades que los requisitos intrínsecos de la sentencia contemplados en el artículo 243 del Código de Procedimiento Civil, son de estricto orden público. En este sentido, se ha señalado “que los errores in procedendo que adolezca una sentencia de última instancia, constituyen un síntoma de injusticia que debe reprimirse por medio de la rescisión de la sentencia”, en cuanto que los errores de tal naturaleza se traducen en violación del orden público.

El requisito de motivación contenido en el ordinal 4º del artículo 243 del Código de Procedimiento Civil, impone al juez el deber de expresar en su sentencia los motivos de hecho y de derecho de la decisión. La finalidad de esta exigencia es, además de garantizar a las partes el conocimiento del razonamiento jurídico seguido por el juez para establecer su dispositivo, permitir el control posterior de lo decidido.

La motivación es entonces, el señalamiento de las diversas razones y argumentaciones que el juzgador ha tenido en cuenta para llegar a la conclusión que configurará la parte dispositiva de la sentencia.

La doctrina de la Sala, de manera reiterada ha establecido que una sentencia es inmotivada cuando se encuentra inmersa en alguna de las siguientes hipótesis:

“…a) Si la sentencia no presenta materialmente ningún razonamiento;

b) Si las razones dadas por el sentenciador no tienen relación alguna con la acción deducida o las defensas opuestas, o se refiere a materia extraña a la controversia planteada;

c) Si los motivos se destruyen los unos a los otros por contradicciones graves e irreconciliables; y, finalmente,

d) Si todos los motivos son falsos y se encuentra en evidencia la inutilidad de ellos…” (Sentencia N° 09 del 23 de enero de 2008, caso: Vermont Eversa, S.A. c/ Zurich Seguros, S.A., expediente: 07-617)

También ha dicho la Sala lo que a continuación se transcribe:

“…Igualmente ha sido jurisprudencia reiterada que la inmotivación se produce: a) Cuando los motivos son tan vagos, generales, inocuos, ilógicos o absurdos que impiden conocer el criterio jurídico que siguió el juez para dictar su decisión; b) Cuando en la sentencia hay una falta absoluta de motivos tanto de derecho como de hecho; c) Cuando surge una contradicción entre los motivos y el dispositivo; y d) Cuando hay una contradicción en los motivos. Por el contrario, no existe inmotivación si el juez expresa las razones que fundamentaron su decisión, aunque éstas se tilden de escasas o insuficientes, siempre que ellas permitan conocer su proceso intelectivo. (Sentencia N° 373 del 30 de mayo de 2007, caso: Inversiones Ebevin, C.A. c/ Prenemca, C.A. y otro, expediente: 06-996)
 
Al respecto esta Sala determina que, de un análisis en conjunto de las jurisprudencias antes citadas, se puede concluir que existen cuatro (4) supuestos que configuran el vicio de inmotivación del fallo, a saber:

1.- Cuando el fallo no contiene materialmente ningún razonamiento de hecho ni de derecho que pueda sustentar el dispositivo del fallo, existe inmotivación por falta absoluta de motivos, la cual constituye una de las modalidades del mencionado vicio.

2.- Cuando las razones expresadas por el sentenciador no tienen relación alguna con la pretensión deducida o con las excepciones o defensas opuestas, estamos ante la modalidad de inmotivación por motivos vagos, generales, inocuos, ilógicos o absurdos, que impiden conocer el criterio jurídico al que arribó el juez para dictar su decisión.

3.- Cuando los motivos se destruyen los unos a los otros por contradicciones graves e irreconciliables -vicio de motivación contradictoria-, es necesario distinguir entre dos modalidades: Inmotivación por contradicción entre los motivos e inmotivación por contradicción entre los motivos y el dispositivo.

4.- Por último, existe inmotivación cuando los motivos dados por el sentenciador son falsos...."

"....Ahora bien es de observar por esta superioridad que el caso que nos ocupa es un reenvío de la Sala Civil en virtud del recurso de casación interpuesto por la representación judicial de la parte demandada en fecha 28 de mayo de 2003, sobre la sentencia proferida por el Juzgado Superior Segundo en fecha 28 de Abril de 2003, la cual fue anula (sic) según decisión dictada por la Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia de fecha 4 de Abril de 2006, la cual ordeno lo siguiente:
“…No obstante lo anterior, el aspecto fundamental en la presente denuncia es que el Tribunal de retasa en la segunda fase del presente procedimiento, no tendrá cantidad en bolívares que retasar, visto que la estimación de honorarios por cada una de las actuaciones realizadas por el abogado intimante, fue planteada por aquel exclusivamente en Dólares de los Estados Unidos de Norteamérica y el Tribunal de Alzada, en esta primera fase del proceso no estableció, en modo alguno, patrón de equivalencia claro y preciso a tal fin, mucho menos preciso un monto base en bolívares, que sirviese de referencia a los jueces retasadores a los fines de adelantar debidamente su labor esto ultimo en atención a las características del presente caso…”..."

Datos:
Sala de Casación Civil
Fecha: (18) días del mes de mayo de dos mil nueve
Magistrado Ponente: Luís Antonio Ortíz Hernández
Exp. 2008-000617
Enlace: http://www.tsj.gov.ve/decisiones/scc/Mayo/RC.00259-18509-2009-08-617.html